viernes, 1 de junio de 2018

LA ULTIMA DE MAYO

LA ULTIMA DE MAYO















 LA ÚLTIMA DE MAYO



LLEGANDO AL FINAL DE MAYO, SE DIÓ LA POSIBILIDAD DE REALIZAR UNA SALIDA CORTA, DIRÍAMOS UNA SALIDA DE FIN DE SEMANA LARGO.
DECIDIMOS CON MI ESPOSA IR A VISITAR A JULIÁN, NATY Y SUS HIJOS. PARA ELLO, PREPARAMOS LOS “BARTULOS”  Y OBVIAMENTE LLEVÉ MI EQUIPAJE DE CAZA YA QUE INDIA IBA A VIAJAR CON NOSOTROS.
FUE UN VIAJE AGRADABLE, A PLENO SOL, CON IMÁGENES DE CAMPO Y SIERRAS. LUEGO DE VARIAS HORAS, ARRIBAMOS AL CAMPO. CUANDO NOS ACERCAMOS A LA CASA Y FUIMOS RECIBIDOS POR NATY CUYA EXPRESIÓN ERA MEZCLA DE  ALEGRÍA Y SORPRESA, YA QUE NOS ESPERABA TRES DÍAS DESPUÉS.
PASAMOS DIAS FELICES, DE CHARLA, COMIDAS RICAS COMO LOS ASADOS Y LAS PASTAS, NI HABLAR DE LAS TORTAS DE POSTRE QUE HACEN  LAS MANOS Y EL  INGENIO DE UNA GOURMET EXQUISITA COMO NATALIA.
TAMBIÉN RECORRIMOS EL CAMPO, VISITAMOS LOS  CORRALES DE LOS DISTINTOS ANIMALES. LUEGO APROVECHÉ PARA TOMARME UNAS HORITAS PARA HACERLE ESTIRAR LAS PATAS A INDIA. EL VIAJE EN AUTO HABÍA SIDO LARGO PARA “UN POBRE ANIMAL”. FUE LA EXCUSA PERFECTA PARA SALIR A RECORRER UNOS LOTES CON INDIA Y MI YILDIZ 20 QUE ME ACOMPAÑA HACE UNOS AÑOS.
COMENZAMOS A  MEDIA MAÑANA, TENÍA DECIDIDO CAMINAR DOS LOTES, PERO POR RECOMENDACIÓN DE JULIÁN A ÚLTIMO MOMENTO, ME APUNTÓ UN LOTE CON UN AGROPIRO ALTO, ERA UN BAJO AMPLIO, QUE ESTABA RODEADO POR UN MAIZ LISTO PARA COSECHAR.
CUANDO RECORRÍ LOS DOS LOTES CON PASTOS NATURALES Y ELEVACIONES VI VOLAR  MUCHAS PERDICES, CON UNA CARACTERISTICA EXTRAÑA, QUE NUNCA ANTES HABÍA VISTO,  LA GRAN MAYORÍA DE LOS VUELOS FUERON DE YUNTAS Y TRIPLETES DE PERDICES, QUE TE OBLIGABAN A ELEGIR O A INTENTAR HACER RÁPIDA LA RECARGA. ESTO NOS SORPRENDIÓ ENORMEMENTE A LOS DOS.
FUERON 2HS  EN  QUE CUBRÍ LA CUOTA DE FORMA RÁPIDA, A DIFERENCIA DE OTRAS TEMPORADAS. EN ESAS HORAS VÍ CORRER CUATRO LIEBRES JOVENES, PERO A  DISTANCIAS CONSIDERABLES. LOS LOTES CON AGROPIRO, FUERON TEDIOSOS, CANSADORES, CON MUCHO BARRO Y AGUA QUE TERMINARON CON MIS PERNAS Y CREO QUE CON LAS DE INDIA, TAMBIÉN.
LUEGO ME DEDIQUÉ A ESTAR CON MI ESPOSA Y AMIGOS, RECORRIMOS ALGUNOS LOTES EN TRACTOR CON CARRO Y VOLVIMOS PARA LA CASA A SEGUIR COMIENDO COSAS RICAS.
ASÍ PASAMOS UNOS HERMOSOS DÍAS, DISFRUTANDO DE LA HOSPITALIDAD Y AMABILIDAD DE NATY, JULÍAN, JULIETA Y MI AMIGAZO SANTIAGO.
FINALMENTE, LLEGO EL DÍA DE ABANDONAR LA POSADA CON LA TRISTEZA DE SIEMPRE, AL DEJAR AQUEL LUGAR PARA VOLVER A CASA, CON EL CONSUELO DE HABER DISFRUTADO EN PAREJA UNOS HERMOSOS DÍAS                                     



 










































miércoles, 9 de mayo de 2018

PRIMERA SALIDA DE LA TEMPORADA 2018....CONCLUSIONES



A diferencia de otros años esta temporada se inició tres días antes. Tradicionalmente la apertura era el 1ro de mayo con los festejos por el día del trabajador.
El 29 emprendimos viaje, descansamos y comenzamos al otro día a cazar, siempre y cuando el tiempo nos permitiera, luego de 10 días de lluvias.
Temprano había una leve niebla, que camino al campo se disipó en pleno viaje, celebramos el hecho que no lloviese y mejor aún, cuando asomaron en el cielo pinceladas de celeste que las realizaba un viento fuerte del oeste.
Luego de unos mates y los saludos de rigor, correspondientes a un año de no vernos, nos pertrechamos y tras pasar una tranquera interna de un corral, comenzó nuestra cacería.
Iniciamos por un lote que habíamos visitado el año anterior. De allí, nos llevamos dos recuerdos: los abrojos en el pelaje de India y la desgracia de no haber visto ni una sola perdiz.
Al rato de caminar, cruzamos un arroyo apenas correntoso. Recién allí empezaron a aparecer las primeras perdices, pero el viento, el agua y el barro complicaron un poco la caza.
Una vez en situación, cada vuelo era un premio, en algunos casos dejamos continuar el planeo, por la falta de ruido en el aleteo típico de los pichones.
Es importante recalcar los buenos pastos y la sobre población de aves. Mayor cantidad hay en las elevaciones pero también se pueden encontrar en los bajos y pajonales. Al reparo del viento, estaban las corridas lejanas y silenciosas de abundantes liebres, algunas muy jóvenes.
En nuestra estadía no vimos volar ni una perdiz grande, caminamos un lote grande con un agropiro alto, del cual nos llevamos solamente,… cansancio !.
Así pasamos con José, mi leal amigo, días sin lluvias, mucho mate, asado y papas fritas todo hecho por Naty, Julián y mucho amor de Julieta y Santiago.
También recordé a mi hijo Juan, compañero de toda la vida, quien quizá en alguna salida breve, nos llenará de bromas y deleitará con su fina puntería.
Las conclusiones de esta primera salida de la temporada 2018 son: muy buenos pastos, perdices chicas a montones al igual que liebres, pero en esos grandes lotes no vimos volar ni una sola perdiz grande.